Campaña de Educación Ambiental sobre recursos y valores de los Arroyos del Molino y Bejarano

Arroyo Bejarano, Sierra de Córdoba

 

El agua

El Bejarano es un manantial utilizado desde la Antigüedad en la Sierra de Córdoba ya que aporta un importante volumen de agua en cualquier época del año. Además de haber sido la principal fuente de abastecimiento para el consumo de la población y la agricultura, los arroyos de esta zona han constituido una fuente de energía hidráulica a lo largo de los siglos para molinos de harina, aserraderos y fábricas de paños.

Los sabios griegos consideraron el agua, siglos antes de nuestra Era, como uno de los cuatro elementos constitutivos de la materia junto al aire, el fuego y la tierra, e incluso Tales de Mileto le concedió el puesto de honor, al tomarla como el principio de todas las cosas. Los filósofos andalusíes tampoco fueron ajenos a esta visión griega del origen de la materia viva, y la hacen suya en los tratados agronómicos que elaboran, exponiendo los mismos cuatro elementos —sólo introducen el estiércol en lugar del fuego y como representante de éste— como principios básicos a tener en cuenta en la actividad agrícola.

En la Corduba romana, con el principado de Augusto (27 a.C.–14 d.C.) se traza la red de calles y cloacas y se construye el primer acueducto, al que se le denominó Aqua Augusta y que actualmente se conoce como Acueducto de Valdepuentes. Esta conducción transportó a la ciudad entre 20.000 y 35.000 m3 de agua al día, captados en los manantiales de Sierra Morena (Arroyo Bejarano, Caño de Escarabita y Veneros de Vallehermoso), tras un recorrido mayoritariamente subterráneo de 18,6 km. El acueducto permitió a Córdoba gozar de una calidad de vida superior a otras ciudades del imperio, incluso a Roma. En época árabe, el acueducto siguió siendo utilizado principalmente para abastecer a la ciudad palatina de Medina Azahara.

La utilización de la rueda hidraúlica como fuerza motriz agrícola e industrial es una de las señas de identidad de la civilización árabe en Al–Andalus. La importancia del agua, y de la energía que se obtiene de los cauces de arroyos y ríos, trasciende el ámbito económico y forma parte del pensamiento, de la filosofía e incluso de la religión musulmanes. Restos de molinos, como los del Molinillo en el arroyo del Molino, de época árabe, y de batanes como los del Martinete en el Bejarano, atestiguan que las zonas del nacimiento del arroyo y del cortijo del Bejarano fueron un enclave crucial para el aprovechamiento de la fuerza del agua durante siglos. Los molinos harineros de los arroyos del Molino y Bejarano suministraban pan a la población de Córdoba hasta el siglo XIX.

Cerca del Cortijo del Bejarano existió en el siglo XVIII un molino para la fabricación de paños a partir de la molienda de trapos y lana. Anteriormente, en época islámica, siglos X y XII, Córdoba se había convertido en una de las principales productoras de paños para al-Aldalus. Incluso durante el emirato de Abd al-Rahaman II, siglo IX, ya se imitaban en al-Aldalus las labores textiles de Oriente Medio, al igual que otras manufacturas orientales, ya que eran grandes productores de algodón.

Este auge de la ‘industria’ textil se debió a la petición del emir que solicitaba a los ciudadanos vestir un determinado género en la estación adecuada y momento conveniente.

Botánica

Botánica

Conoce la flora del entorno de los arroyos del Molino y Bejarano.

Trabajos de los alumnos

Educación ambiental

Muestras de trabajos de los chicos tras su visita al Bejarano.


Asociación Ecologista Guadalquivir
Centro Civico Municipal Centro
Plaza de la Corredera s/n
14071 Cordoba

Es un proyecto de Estratégia andaluza de educación ambiental

MAAMA Voluntariodo en Rios